Haide Giri. Adelantar las elecciones: cuando el árbol no nos deja ver el bosque

 

Desde el anuncio de la Presidenta de la Nación acerca del proyecto referido al adelantamiento de las elecciones para renovar las cámaras legislativas, hoy ya con media sanción por la Cámara de Diputados, he escuchado un sinfín de argumentaciones a favor y en contra. Sobre algunas de ellas quisiera tener la oportunidad de plantear mis puntos de vista.

congresohaidecronicas-fueguinas1 

Los que tienden a hacer hincapié en el  formalismo,  como  esencia de la fundamentación, se refieren a la gravedad que implica modificar una ley para adelantar el acto eleccionario. Yo me pregunto ¿cuál es tal gravedad? ¿En qué afecta tanto que el Congreso asuma roles protagónicos en momentos en que una crisis internacional está arrasando con las viviendas, con los empleos, con la salud, con la seguridad social y hasta con la vida de la gente?

 

Si la gravedad del anuncio no reside en la reforma de la ley, y sí en las supuestas razones de especulación política que alentaría esta iniciativa, ¿por qué no juzgar con la misma vara anteriores e históricos adelantamientos eleccionarios como el realizado por el Presidente Alfonsín, que sumido en una gran crisis interna, adelantó la elección presidencial en aquel momento?

 

¿Por qué valen las razones políticas que esgrimiera el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para adelantar los comicios y no serían válidas las de la Presidenta de los argentinos?

 

¿Cuál es el motivo real por el que la oposición pretende instalar la idea de que la ambición de poder es el único generador de la medida? Acaso todas las voces políticas que critican con tanta ligereza, ¿están exentas de aspiraciones de poder? ¿Está mal aspirar a tener poder para ponerlo al servicio de un modelo de país en el que se cree y por lo que se lucha?

 

¿Por qué los analistas no miran,  con lupas igualmente precisas, medidas trascendentales que este gobierno ha tomado para mejorar la calidad de vida de los argentinos? Tampoco la oposición lo hace,  o al menos no muestra ecuanimidad en evaluar algunos de los actos de los últimos cinco años de gobierno kirchnerista.  ¿Será que no tienen, además de humildad, la grandeza del reconocimiento de lo que otros hacen bien? ¿O carecen de proyectos alternativos desde los cuales cimentar bases genuinas de gestión?

 

 Será por eso,  entonces, que siempre recurren a la crítica ligera, descalificadora, insultante y hasta indigna,  como lo es burlarse del estrabismo del ex presidente en una conferencia de prensa. Pareciera que se trata de una oposición cerril, que tiene como criterio fundante  al “no me gusta” – al decir de Orlando Barone- “un no me gusta entre la angurria, la histeria, el desgano, la utopía y el capricho”.

 

Algunos afirman que tres meses son insuficientes para elegir candidatos y desarrollar sus campañas, siendo que se eligen solamente legisladores. Yo me pregunto: ¿si tres meses no son suficientes para quienes de esto se quejan, cuánto tiempo van a necesitar para elaborar propuestas  legislativas en caso de que fuesen seleccionados? Desde hace tanto tiempo vienen criticando con tal vehemencia ( furia, diria yo) las políticas gubernamentales, que era dable pensar que tuviesen alternativas armadas, fundadas,  con referentes listos a aplicarlas. Digo, quizá sea bueno reflexionar sobre las  verdaderas cualidades e intenciones de esta oposición.

 

Acaso la dinámica preelectoral que se está poniendo de manifiesto en nuestro país, de hostigamiento, confrontación y hasta violencia, ¿no es un motivo razonable para pensar que a los argentinos nos convendría no seguir expuestos a tanta confrontación y aceptar que lo mejor sería unir pensamientos y acciones para amortiguar los efectos de una crisis mundial que no podemos ni debemos soslayar? ¿Por qué se insiste tanto en reducir todo a una lectura de ventajas o desventajas electorales despojada de contenidos, de ideología, de defensa de un modelo de país?

 

Cerrar el mapa electoral lo antes posible no es un capricho delirante del gobierno nacional, ni una mera especulación matemática de los efectos negativos que se ven venir, ni puntos porcentuales de renovación legislativa. Cerrar el mapa electoral,  en estas condiciones, cuando el mundo está cursando una crisis de semejante magnitud, provocada por políticas neoliberales que azotaron al planeta, es pensar en poner toda la energía en el diseño de políticas públicas que ataquen la desocupación, estimulen el consumo, disminuyan la pobreza, redistribuyan el ingreso,  incrementen la oferta educativa, doten de mayores servicios a la salud y  respondan a las múltiples demandas sectoriales,  entre tantas otras, las del campo.

 

Y una vez más, se expresa la hasta ahora indisoluble alianza de la oposición-medios de comunicación (hablo de las corporaciones, por cierto). A esta altura de las circunstancias, de las conductas para ser más precisa, ya he perdido la capacidad de distinguir si los que están en campaña son los medios y la oposición se vale de ellos, o es al revés. En todo caso da igual,  si lo medimos por los efectos.  ¡Cuán distinto sería si cada uno de estos sectores cumpliera con su papel!.

 

Finalmente, uno de los momentos más trascendentales de la vida democrática es cuando los ciudadanos pueden elegir y ser elegidos. Es aquí donde la gente vota lo que le parece mejor,  sea este acto a fines de junio o a fines de octubre. Ese veredicto es contundente y por suerte para la Argentina, no está expuesto a votos no positivos.

 

 

Fuente imagen: página internet cronicasfueguinas.com

Anuncios
Published in: on marzo 23, 2009 at 11:09 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamingaenmovimiento.wordpress.com/2009/03/23/haide-giri-adelantar-las-elecciones-cuando-el-arbol-no-nos-deja-ver-el-bosque/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: