Hernán Brienza:Diferenciar la paja del trigo

 

I

Se me hace que por ahí no es necesario echar mano a cualquier bajeza y miserabilidad para intentar deslegitimar la gestión de una presidenta de la Nación con la mayor legitimidad de la etapa democrática.

Se me hace que por ahí no aporta nada periodísticamente apelar a un video realizado en Miami por una banda de desamparados en el que una presidenta se masturba para inventar una tapa de revista que dura apenas una semana. ¿Qué valor tendría por ejemplo un video de ficción animado en el que un empresario periodístico, por ejemplo, o un diputado o un gobernador, se acostara con cinco chicos en una playa paradisíaca del Brasil o se hiciera llevar chicas de menos de 15 años a su despacho? Evidentemente, ninguno. Sólo una manga de reprimidos que no puede asumir su propia sexualidad puede utilizar el goce ajeno como arma política.

La maquinaria liberal conservadora es tan pacata que hasta quiere disciplinar el goce sexual del otro. ¿Tanto morbo le da la posibilidad de que una mujer sea presidenta? ¿Tanto machismo recorre sus venas que no se bancan el goce de una mujer poderosa? ¿Habrían publicado un video con Carlos Menem, Fernando de la Rúa o Mauricio Macri haciéndose una paja? ¿Publicarían un video de ustedes mismos haciéndose una “manuela”? ¿Por qué lo hacen con una mujer? ¿Se comieron un Benedicto XVI, muchachos?

Que se entienda bien. No molesta el video de la supuesta banda de rock. A pesar del mal gusto, la obviedad argumentativa y la poca pericia interpretativa y poética de la asociación ilícita que se empeñan en llamar conjunto musical, nadie en pleno siglo XXI puede asustarse de un videíto que tiene menos componente erótico que un baile del programa de Marcelo Tinelli con uno de esos minones que salen prácticamente desnudos en televisión abierta.

Lo que resulta llamativo es que una publicación que intenta reconocerse a sí misma como un espacio del liberalismo moderno neoyorquino –en los deseos imaginarios de su editor– considere, como la Iglesia Católica medieval, que el goce de una mujer es un posible arma de desprestigio y haga un uso político de eso. Una vez más, creen ser modernos y son preconciliares.

II

Circula por Internet una convocatoria peligrosísima para el 13 de septiembre. No es peligrosa por la movilización a la que llama sino por la argumentación a la que someten a sus lectores. La caracterización de “Dictadura K” que realizan del gobierno nacional es una estrategia de pinzas sobre la legitimidad popular de la presidenta. Por un lado, la convocatoria anónima y por el otro, la prédica constante de intelectuales irresponsable como Joaquín Morales Solá o Marcos Aguinis que banalizan procesos de mal absoluto como el nazismo comparándolo con el kirchnerismo. ¿A qué se debe esa operación periodística y cultural? A la necesidad de justificar cualquier tipo de interrupción democrática posible en los próximos años, sobre todo, si el kirchnerismo se torna invencible en las urnas. A mayor voluntad popular del kirchnerismo, mayores son las peripecias intelectuales y comunicacionales para intentar desbarrancarlo mediante metodologías ilegales. En el fondo, en el imaginario de ciertos ideólogos del rencor.

Un párrafo aparte merece el odio de las clases media y alta opositoras. Es posible que no sean conscientes de las verdaderas razones de por qué visualizan al actual gobierno de “dictatorial” y no lo hacían ni con la dictadura militar, el menemismo o el delarruismo. La respuesta es muy sencilla: esos sectores consideran como natural y dado que el Estado discipline y controle a los sectores populares mediante la represión policial, la desocupación o las leyes de flexibilización laboral o quita de salarios del 15%; lo que no soportan es que el Estado reglamente e intente disciplinar a los sectores privilegiados de la sociedad. Que la policía mate a los pobres en las barriadas no lesiona los valores democráticos. Sin embargo, el control de la compraventa de divisas o la dificultad para ingresar, sorteando a la Aduana después de un viaje de Europa, una camiseta del Milan se convierte automáticamente en un factor que hace temblar los cimientos de Occidente.

III

“¿Hasta cuándo, Clarín, abusarás de nuestra paciencia? ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros? ¿Cuándo acabará esta desenfrenada audacia tuya?”, se preguntaban muchos kirchneristas en los últimos meses, esperando una definición que concluya con la capacidad del principal grupo comunicacional dominante para manipular las conciencias de los argentinos y la generación de daño informativo para el resto de la sociedad, mintiendo y operando políticamente sin descaro. Finalmente, la presidenta puso fecha. El 7 de diciembre se acaba. La parada es muy difícil para el kirchnerismo porque las cosas están dadas de dificultosa manera: si después de ese día Clarín no se ajusta a la ley, el gobierno tiene el siguiente dilema: si no actúa con firmeza, Clarín demostrará que tiene total impunidad para burlarse y conspirar contra la democracia argentina cuantas veces quiera. Si actúa con firmeza, se expone a ser víctima de una campaña nacional e internacional que acuse al gobierno de atacar a la libertad de prensa. Obviamente, esto será una falsedad absoluta, pero cómo bien sabe el diario Clarín “miente, miente que algo siempre quedará”. En mi opinión personal, la única posibilidad es asumir el costo político de hacer cumplir la ley, porque lo peor que le puede pasar a la democracia argentina es que un par de grupos económicos intenten seguir siendo dueños de la Argentina.

Y si de dueños de la Argentina hablamos. El Grupo Techint debería explicarle a la mayoría de los argentinos de qué manera adquirió Somisa, un verdadero saqueo al Estado por parte de la empresa de los Rocca, y también qué hizo con los millonarios subsidios y prebendas que recibió por parte del Estado en los últimos 50 años. Porque, claro, a costa de la mayoría de los argentinos, defraudándolos, es muy fácil saber gestionar.

Ceterum censeo Carthaginem esse delendam (Por último, opino que Cartago debe ser destruida).

Fuente texto: diario Tiempo Argentino

Fuente imagen:achtungmag.com

Anuncios
Published in: on septiembre 12, 2012 at 6:13 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamingaenmovimiento.wordpress.com/2012/09/12/hernan-brienzadiferenciar-la-paja-del-trigo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: