Roberto Caballero: Mitre añora la democracia sin votos

Si no fuera porque se trata de uno de los beneficiarios directos –el otro es Héctor Magnetto, CEO de Clarín– del despojo accionario bajo torturas de Papel Prensa que sufrió la familia Graiver durante la dictadura sin votos que su diario avaló y avala, ideológica y metodológicamente, hasta sería desopilante; casi, casi como la cartelería nazi de Alejandro Boindini en la marcha del 8N.

Pero no se puede ser banal con los banales cuando hay un genocidio de por medio: la “dictadura con votos” que tanto lo irrita es, en realidad, la democracia que está llevando al banquillo a los responsables del Terrorismo de Estado, militares y civiles, con todas las garantías del debido proceso.

Miente Mitre cuando dice: “Estoy en contacto constante con Clarín. Somos competidores, pero tenemos buenas relaciones.” Son socios en Papel Prensa, donde de manera cartelizada tienen el monopolio sobre el principal insumo básico de la prensa gráfica nacional, además de compartir la propiedad de varios diarios del interior, sin contar el matrimonio político perdurable en ADEPA, desde la cual condicionaron a todos los gobiernos democráticos.

Ofende a la inteligencia de sus propios lectores cuando afirma: “Lo más probable es que se concedan treinta días para que Clarín se adecúe a la norma (la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual) (…) Después de este período, todos los canales abiertos en el país será monótonamente iguales, con la agenda establecida por el Estado, y no podrán decir la verdad a riesgo de ser tildados de ‘oposición’ y perder la gruesa publicidad del Estado.”

¿Acaso cuando la “gruesa publicidad del Estado”, en tiempos de la dictadura genocida, por orden de Videla y Martínez de Hoz, la recibían Clarín y La Nación era síntoma de libertad de expresión? La Ley de Medios no viene a suprimir las voces ya existentes: viene a apoyar el surgimiento de otras que no necesariamente deben pasar por la prueba del ácido de Clarín y La Nación para ser consideradas en el discurso público.

Miente también cuando aclara: “El siguiente paso será el dominio de los medios impresos. El gobierno ha dicho que (…) tiene la intención de expropiar Papel Prensa (…) El Poder Ejecutivo podrá determinar cuántas páginas tendrá cada publicación. Es un panorama muy sombrío. Nunca habíamos pasado por algo similar.”

El uso del papel para diarios fue declarado de “interés público” por el Parlamento democrático. Aunque hay que conceder que la frase final suya, es apenas media mentira: cuando aclara que nunca había pasado por algo similar, lo que está confesando es que antes, cuando estaba la dictadura sin votos, el papel se lo dieron a Clarín y La Nación, a cambio de silenciar la masacre de toda una generación.

En el camino, con el control de Papel Prensa en sus manos, más de 200 diarios tuvieron que cerrar sus puertas y despedir a sus trabajadores, por la asfixia del monopolio.

Miente de nuevo cuando, a la pregunta del periodista de Veja sobre ¿por qué Cristina Kirchner quiere cerrar Clarín?, responde: “Algunos dicen que es porque el periódico estaba en contra de la 125. Otros dicen que el odio comenzó cuando el ex presidente (Néstor Kirchner) quería comprar el periódico y el grupo se negó a venderlo.”

Primero que nada: la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual no aplica sobre medios gráficos. Clarín no va a ser cerrado, ni expropiado, ni nada. Segundo: no hay evidencia de que Néstor Kirchner haya querido comprar el diario. Eso existe en la fantasía de Mitre, solamente. Lo que ocurrió es que Clarín quiso que el gobierno le facilitara la compra de Telecom, a lo que Kirchner se negó. Ahí empezó la pelea de Clarín contra el gobierno democrático.

Es perversa su lectura sobre la implementación de la ley: “El objetivo es simplemente silenciar a los periodistas que cuentan la realidad del país y escriben textos críticos. Hoy sólo La Nación, el diario Clarín y unos pocos pueden decir lo que quieran (…). Hay conglomerados casi tan grandes como Clarín, pero nadie habla de obligarlos a adaptarse a la nueva Ley de Medios, porque son amigos del Gobierno” (…) “Grupo Uno está en más del 75% de las provincias del país y tiene el 70% de vehículos de comunicación, incluyendo televisión abierta, cable, radio, Internet y telefonía (…) como sus dueños son amigos de la Presidente, al Gobierno no le molesta.”

Sería bueno que Mitre no se apresure y escuche la conferencia de prensa de Martín Sabbatella, titular de la AFSCA. No hay privilegios ni excepciones contempladas. La ley es una ley: pareja para todos. Los grupos que excedan las licencias permitidas deberán adecuarse a la norma, sean de Magnetto, Cristobal López, Szpolski o Manzano.

Quizá lo más jugoso de la entrevista es su estrenada condición de “peronólogo”: “La verdad es que este gobierno no es realmente peronista (…) La figura de Perón desapareció del actual gobierno. Cristina habla como si fuera Evita (…) No entiendo muy bien la mente de Cristina, pero está claro que con esto ella busca apoyo popular. El ‘modelo’ es una versión espantosa del populismo.”

Esto es casi como la tapa de Página 12 en la que Videla admitió que toda la culpa por su prisión era “de los Kirchner” que no buscaban justicia sino “venganza”. Una confesión que deja al otro en un lugar mejor, indudablemente. Que Videla dé lecciones de justicia y democracia, es idéntico a que Mitre enseñe doctrina peronista.

Aunque no hay duda: cuando Mitre habla de peronismo real debe añorar al de Carlos Menem y Domingo Cavallo. Lástima que el periodista de Veja no le repreguntó.

Por último, que estas definiciones como especialista en populismos y justicialismos varios se hayan publicado el día del natalicio de Don Arturo Jauretche es una ironía del destino. Una burla al pensamiento nacional.

Para finalizar, Mitre comparó –como antes Jorge Lanata y Patricia Bullrich–, al kirchnerismo con el chavismo: “Algunas personas en el país pueden viajar y comprar dólares, mientras que otros no tienen nada y no pueden salir del país en vacaciones. Además, las múltiples tácticas para silenciar a los opositores casi terminó la disidencia política. Esencialmente, vivimos en una dictadura de los votos (…). Es el peor de todos. Argentina está imitando a Venezuela. Cristina no es tan carismática como Chávez, pero la política es la misma.”

Un resumen, en dos frases: 1) La culpa de la crisis opositora es del
kirchnerismo; 2) y ahora, las dictaduras son con votos.

De lo primero, estábamos advertidos por Cristina Kirchner. Iba a ser dicho por alguien. Finalmente, tenía razón: lo dijo Mitre. De lo segundo, cómo decirlo, no se vuelve. Es una condena a perpetua en el ridículo, una radiografía al pensamiento intolerante de la derecha nacional, un llamado al voto calificado o, peor aun, al no voto porque al fin de cuentas las mayorías populares siempre se equivocan.

Cuando algunos politólogos se preguntan por el subdesarrollo argentino no reparan en lo obvio: el de Bartolomé Mitre es el diario de una élite dirigente. La élite hegemónica piensa así. No registran, siquiera, la Revolución Francesa en su bitácora.

La democracia ideal, para ella, sería sin votos. Eso y reivindicar la cuadratura del mundo en el siglo XXI es lo mismo. Es atraso. Es pobreza. Indigencia intelectual.

No es casual que Bartolomé Mitre diga lo que dice. En breve, el juez federal Julián Ercolini debe decidir si lo cita a indagatoria junto a Magnetto por la causa Papel Prensa, donde ambos están denunciados como partícipes necesarios de delitos de lesa humanidad. Son delitos con pena a perpetuidad.
La cárcel y la dictadura se parecen en que las dos restringen la libertad.

La diferencia es que las dictaduras las padecemos todos. Pero la cárcel, sin embargo, sólo los autores de un delito. Eso no es una dictadura: eso se llama justicia.

Anuncios
Published in: on noviembre 17, 2012 at 7:07 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamingaenmovimiento.wordpress.com/2012/11/17/roberto-caballero-mitre-anora-la-democracia-sin-votos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: