Orlando Barone: El opositor neutral

Les voy a contar un cuento opositor pero neutral. Se trata del cuento sobre un comediante adulto de un país niño. ¿Por qué quienes gobiernan últimamente la Argentina atesoran fortunas sospechosas? ¿De dónde las sacan? ¿Y por qué  no permiten pensar críticamente, y enfrentan a la gente en dos bandos y no buscan la reconciliación? Estas son las dudas neutrales del comediante adulto acerca del país niño.

Nunca antes le había pasado a él tener tantas dudas neutrales. Con gobiernos como éste las familias se separan entre sí por la discordia política, piensa y lo dice sin ayuda de ningún guión de dramaturgia sino influido neutralmente por los medios opositores. Para un comediante opositor neutral es difícil entender que los que adhieren al gobierno sean tan prepotentes.

Si es incorrecto que haya un pulpo de la comunicación ( no pronuncéis su nombre en vano) también sería incorrecto un gobierno pulpo. ¿Ven? Amonesto por igual a uno y a otro. Si todos fuesen neutrales como él,  no habría opositores. Y todos felizmente serían de un mismo bando neutral, y solamente el gobierno quedaría expuesto con su fanatismo solo.

El comediante opositor neutral se inquieta de haber suscitado una respuesta de la Presidenta motivada por las dudas neutrales acerca de cómo obtuvo ella sus bienes. Su patrimonio. Se supone que si el comediante pensara que los obtuvo de su trabajo, no se plantearía la sospecha de que tal vez la presidenta los obtuvo de un modo torcido y deshonesto. ¿Acaso está prohibido sospechar? se pregunta el comediante opositor neutral, sorprendido de que la sospechada le haya enviado una carta explicativa, con explicaciones legales, como respuesta. Parece no haberla recibido porque no le contestó.

Más que un teléfono, lo que a lo mejor debe estar descompuesto para el destinatario sea el correo público. Porque el comediante no le dijo, sin hipócritas neutralidades: “ Gracias, señora, entiendo la explicación. Perdón por mi público insulto en una revista sin gloria y de propiedad del grupo que defrauda al fisco y a la sociedad en casi trescientos millones de pesos. Que además están celosamente escondidos por una cautelar ya en edad de jubilarse. De haberlo sabido no cometía el error ético de dudar de su ética en semejante revista”.

El cuento tiene su moraleja, como las fábulas. Y es ésta: no hay nada como la neutralidad para hacer una oposición emboscada. Y nadie mejor que un comediante opositor neutral para interpretar, cándida y traviesamente, a un personaje de un país niño.

Fuente texto: diario registrado

Fuente imagen: museoitimuseum.blogspot.com

Anuncios
Published in: on enero 11, 2013 at 4:24 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamingaenmovimiento.wordpress.com/2013/01/11/orlando-barone-el-opositor-neutral/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: