Jorge Muraccioli : El imaginario social, los medios y la especulación

 

Una vez más en la recurrente historia económica argentina, el accionar planificado de los grandes especuladores financieros se amplifica y es reforzado por los medios ligados directa o indirectamente al establishmet. Esta vez la movida devaluatoria se enfrentó al denominado “cepo cambiario”, que pone límite al atesoramiento de dólares estadounidenses, que produce por medio de los grandes especuladores financieros la huida de millones de billetes verdes al exterior, perjudicando el proceso de desarrollo con inclusión ininterrumpido de la última década

A partir de la avidez de dólares por parte de los sectores con capacidad de ahorro –principalmente el universo de las clases medias altas–, dinamizado por operadores financieros, fue instalándose en la prensa opositora el término ‘dólar blue’, como primer paso de una campaña comunicacional de diarios, revistas y el monopolio de cable de la corporación multimedia con posición dominante en el mercado. Este mercado marginal junto con una descomunal campaña dosificada semana a semana con decenas de análisis de economistas liberales, entrevistas a ex ministros como Domingo Cavallo o el peregrinar en la programación semanal del canal de noticias Todo Negativo del variopinto conglomerado de políticos de la oposición, con sus profecías apocalípticas de la realidad nacional, fueron construyendo un escenario propicio para activar los consabidos mecanismos del miedo y la incertidumbre, elementos esenciales para la antesala de las campañas devaluatorias.

Esos rumores instalados por los especuladores financieros y sus escribas van generando la idea en el común de la ciudadanía de la necesariedad de la devaluación, aseverando el colmo de la hipocresía: que las medidas devaluatorias beneficiarían al conjunto de la sociedad.

Con este tema instalado, la paranoia devaluatoria se intenta convertir en epidemia y desde el lugar de los grandes beneficiarios de la operación financiera sólo les queda continuar instalando la devaluación como tema prioritario y la cotización del dólar blue en las portadas, como el síntoma de una crisis inminente.

Una verdadera versión sintetizada de la trágica historia de las devaluaciones a lo largo de los últimos sesenta años en Argentina la suministró a los senadores, el viceministro de Economía Axel Kicillof el último jueves en la comisión que trata el proyecto de ley de blanqueo de ahorros en dólares. En su reseña histórica destacó los efectos negativos que trajeron en la vida cotidiana y en el poder adquisitivo de los sectores populares, advirtiendo que las condiciones macroeconómicas de las mencionadas crisis no son en nada comparables con la actual situación, tanto en materia de reservas del Banco Central, como en la situación favorable de la balanza comercial –relación entre lo que el país exporta y lo que debe importar.

Tampoco está en riesgo el pago puntual de los servicios de la deuda heredada de los anteriores gobiernos y de la cual se hicieron cargo las sucesivas administraciones kirchneristas, reduciendo significativamente el monto de la deuda original. Destacando que tanto la regulación de las importaciones que lleva a cabo este gobierno desde hace un tiempo como el proyecto de blanqueo de ahorros en dólares permitirán garantizar la prosecución de los planes de inversión industrial acordes con el modelo de crecimiento con distribución en curso.

El secretario de Políticas Económicas expuso el largo recorrido de las devaluaciones iniciado con el golpe militar al gobierno constitucional de Juan Perón de septiembre de 1955 con una depreciación monetaria que fue del 80 por ciento. En la presidencia de Arturo Frondizi el deterioro fue del 347 por ciento. También fue devaluado el peso en el gobierno militar de Agustín Lanusse en 1971, o la catastrófica devaluación del Rodrigazo en junio de 1975 con 719 por ciento. Con la tablita de Martínez de Hoz la depreciación fue del 226 por ciento. Ya en la transición democrática, con el virtual golpe económico al gobierno de Raúl Alfonsín en 1989 se generaron las condiciones para una depreciación de un 2038 por ciento. O la última devaluación posterior a la crisis de la Convertibilidad decidida por el gobierno de Eduardo Duhalde, por un valor del 214%, que llevó los salarios a niveles que rozaban la subsistencia.

Estos acontecimientos traumáticos que atravesaron las biografías de las últimas tres generaciones en Argentina han dejado marcas grabadas a fuego en el inconsciente colectivo de la multitud laboriosa que vive de su trabajo. Sólo los grandes especuladores o sectores que poseían información privilegiada han salido indemnes de tamañas tragedias de raíz económica, pero cuyos efectos perduran de forma siniestra en materia social y en las singularidades afectadas. Esas recurrentes cuestiones son el terreno fértil en el imaginario social del ciudadano medio, sobre el cual ejercen su privilegiada influencia los medios de comunicación hegemónicos y los grandes especuladores de siempre que amasan sus fortunas aprovechándose e impulsando los shocks devaluatorios a lo largo de las últimas décadas, degradando el salario y las condiciones de existencia de las grandes mayorías populares, principales víctimas de sus operaciones financieras. Dependerá de la capacidad comunicativa del gobierno, y de su amplio y heterogéneo universo de aliados en el campo popular, con su aporte a la batalla por el sentido de las medidas, que permita hacer viable y comprensible las decisiones adoptadas en contra de cualquier tipo de devaluación, contrarrestando el discurso hegemónico de los medios.

Fuente texto: tiempo argentino,13 de mayo de 2013

Fuente imagen: lighthousebcn.com

Anuncios
Published in: on mayo 15, 2013 at 8:24 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamingaenmovimiento.wordpress.com/2013/05/15/jorge-muraccioli-el-imaginario-social-los-medios-y-la-especulacion/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: