Luis Rodeiro : Derivas

 

Chumbi

Los hechos vividos fueron graves. Las causas son múltiples, consecuencias de políticas erráticas del Gobierno provincial, en que se mezclan visiones ideológicas, ambiciones desmedidas, abandonos o postergaciones, soberbias pendencieras, incapacidades evidentes, equilibrios mentirosos, negaciones voluntaristas. Los sucesos policiales no son ajenos a un largo proceso que tiene que ver con una concepción de las políticas de seguridad, que el colega Dante Leguizamón define con lucidez, como una visión “marketinera”, donde se mezcla la llamada “tolerancia cero”, con la pomposidad de las acciones de represión. Poder desplegado para ser visto: policías en las calles, patrulleros, cuerpos especiales, helicópteros en movimiento, total ensañamiento con una parte importante de la sociedad para ofrecer una “supuesta” tranquilidad a sectores acomodados.

Esta política de “relumbrón”, obligó a un incremento notorio del personal policial y de los presupuestos en equipos, que no guarda relación con los resultados en la disminución de los hechos delictivos. Una de las consecuencias fue la generación de dos niveles de policías, una capa diferenciada por su estándar económico de oficiales y una capa numerosa de “tropa” evidentemente mal pagada, con sueldos realmente indignos, y obligada a recurrir al sistema perverso de “adicionales” para estirar sus entradas debiendo emplear un porcentaje importante de sus horas de descanso.

Éste es el sector que se rebeló ante el hartazgo de una situación insostenible.Esa política que centra su acción en el delito callejero, más que en la investigación y la persecución de los delitos complejos, se fundamenta -como sostienen Valeria Plaza y Susana Morales- en la asociación elitista entre juventud, pobreza y delincuencia, con detenciones arbitrarias que incrementó las detenciones por contravenciones que pueden servir para vacías estadísticas, pero no para reducir el delito. Esta realidad junto a otras políticas como las ciudades ghettos, la Ley contra la Trata, ha producido un quiebre social, cuya arista más grave pueden ser los “saqueadores delictivos”, pero que ello no puede ocultar la existencia de un problema real provocado. Un sector acosado, además, por falta de salud, de escuela digna, en medio de grandes gastos publicitarios.

Fuente texto : diario la mañana, 5 de diciembre de 2013

Fuente imagen :diaadia.com

Anuncios
Published in: on diciembre 5, 2013 at 5:57 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamingaenmovimiento.wordpress.com/2013/12/05/luis-rodeiro-derivas/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: