Jorge Cicuttin : Cobardía política

Chumbi

En la última semana, la discusión por las reformas al Código Penal se ha convertido en el eje central de la discusión política. Pero más que un cruce de proyectos, de un intercambio de visiones políticas y técnicas sobre cómo se debe poner en orden en 2014 un código redactado en 1921 y que ha sufrido centenares de parches, esta discusión estuvo marcada por la especulación electoral, por la falta de escrúpulos y por el sensacionalismo de los medios dominantes. En los últimos días, se han agitado de cara a la sociedad peligrosos fantasmas, se han tergiversado hechos en algunos casos por ignorancia de lo que en verdad se discutía y en otros directamente por mentir en la búsqueda de un rédito político.

Han generado una alarma social en donde tendría que nacer un necesario debate público acerca de un Código Penal que hasta el juez más partidario de “la mano dura” reconoce que se ha convertido –con los años y los parches– en un mamarracho.

Como toda reforma, el anteproyecto elevado al Poder Ejecutivo es discutible y perfeccionable. Por supuesto que habrá opiniones encontradas, duros opositores y también defensores a ultranza. Son justas y necesarias todas estas posturas para que el nuevo Código Penal sirva de la mejor manera a la sociedad.

Pero algunas posturas del sector político en este tema han sido deprimentes. Y digo deprimentes porque se trata de dirigentes y partidos que tienen aspiraciones de comandar los destinos del país a partir de 2015. Son deprimentes por la cobardía política que han demostrado frente a un tema que han defendido en otro momento y que ante la menor presión en contra dan marcha atrás renegando incluso de lo hecho por algunos de sus mejores representantes.

“Benefician a los delincuentes y van en contra de la gente decente”, gritó Sergio Massa, al salir de la Asamblea Legislativa. “Miles de presos van a salir de las cárceles con esta reforma”, continuó el líder del Frente Renovador. Massa primereó al resto de la oposición con el tema de la reforma al Código Penal. Los corrió agitando viejos fantasmas en una sociedad que vive alterada por los hechos de inseguridad con los que repiquetean algunos medios y la aparición del narcotráfico como otros de los hechos políticos del momento.

Y aún quienes defendieron y apoyaron la necesidad de volver más prolijo y modernizar el viejo y emparchado Código Penal, quienes aportaron a algunos de sus mejores hombres para trabajar de manera conjunta con juristas y representantes del oficialismo en esa reforma, se asustaron frente a la jugada electoral de Massa y dieron marcha atrás.

El PRO y la Unión Cívica Radical actuaron con una cobardía política pocas veces vista. Dudaron durante algunos días. En ellos, Ricardo Gil Lavedra, el representante del radicalismo en la comisión que redactó el anteproyecto, salió ante los medios a defender las reformas. Acusó a Ma-ssa directamente de decir falsedades sobre las reformas, rescató el alto nivel y la libertad con la que trabajaron en la comisión y destacó la importancia de que haya sido un trabajo en conjunto de oficialismo y oposición. Lo mismo hizo Federico Pinedo, titular del bloque de diputados del PRO, quien reivindicó la importancia del nuevo Código, aun reconociendo que no estaba totalmente de acuerdo con como quedaron algunos artículos. Pero esas diferencias se podían discutir cuando, el proyecto definitivo, llegara al Congreso.

De pronto, Gil Lavedra y Pinedo callaron. Dejaron de defender el proyecto en los medios.

Sus partidos, aquellos que los enviaron a la comisión de reforma, les dieron la espalda. No convenía que hablaran.

Aquellos que nada dijeron cuando se presentó el anteproyecto a la presidenta de la Nación, reaccionaron ante la jugada política de Massa y se dieron cuenta de que aquello que defendieron se volvía inconveniente. E hicieron conferencias de prensa para dejar en claro su marcha atrás.

El titular de la Unión Cívica Radical y precandidato presidencial, Ernesto Sanz, tomó la palabra frente al periodismo y pidió al “gobierno que no envíe el proyecto de reforma del Código Penal” al Congreso. Más directo fue otro presidenciable del partido, Julio César Cobos, quien convertido al massismo aseguró que “la reforma beneficia a los delincuentes”. A Gil Lavedra, el prestigioso integrante de la Cámara que juzgó a las juntas militares, a su ex presidente de bloque, lo escondieron bajo la mesa.

Peor el papel que Mauricio Macri le hizo jugar a Federico Pinedo, Juntó a las principales figuras del PRO, lo sentó a su izquierda, y anunció ante las cámaras que “no se puede votar este Código hoy”, y pidió una discusión “sin demagogias, ni populismos, ni oportunismos y fuera de un contexto electoral”. Así, el mismo Macri que meses atrás dijo que era necesaria una reforma del Código Penal, señaló sin ruborizarse que sus legisladores –incluso Pinedo, se entiende– rechazarían el proyecto si ingresa al Congreso.

¿Cuándo sería el momento para discutir problemas fundamentales para el país como lo es tener un Código Penal que no sea un mamarracho?

Radicales y macristas se asustaron frente a la jugada de Massa.

Se acobardaron. Y dan pie a preguntarse cómo actuarían, en caso de llegar a ser gobierno, frente a un avance del poder económico o un reclamo de una potencia extranjera. Si ante la menor presión, como es el caso de la jugada de Massa, dan marcha atrás y directamente “entregan” a algunos de sus mejores hombres, ¿qué harían ante adversarios más poderosos?

Fuente texto : diario tiempo argentino

Fuente imagen :diaadia.com

 

Anuncios
Published in: on marzo 12, 2014 at 4:35 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://lamingaenmovimiento.wordpress.com/2014/03/12/jorge-cicuttin-cobardia-politica/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: